Gustavo Monteiro & Francesca Perrucci

Gustavo Monteiro & Francesca Perrucci

Persona

Sobre la Compañía

 

Gustavo Monteiro y Francesca Perruci son los fundadores de Sekoia – Artes Performativas, una estructura de producción, programación, investigación y desarrollo, creación, distribución y promoción de obras contemporáneas en el campo de la danza, al igual que en otras artes escénicas, artes visuales, literatura y cine.

Gustavo Monteiro es un bailarín / intérprete, coreógrafo y productor basado en Porto y Bruselas. Se graduó de SEAD Salzburg Experimental Academy of Dance) en el 2014 y está estudiando administración / Producción de Artes Escénicas en Forum Dança en Lisboa en el 2017.

Francesca Perrucci es bailarina/ intérprete y coreógrafa graduada de SEAD (Salzburg Experimental Academy of Dance). Como intérprete, ha trabajado con coreógrafos tales como Jozef Frucek, Linda Kapetanea, Nigel Charnock, Hubert Lepka, Athanasia Kanellopoulou, entre otros. Desde el 2015 trabaja en prestigiosos teatros de ópera en Alemania, entre ellos: Deutsche Oper Am Rhein, Theater Duisburg, Theater Dortmund y Theater Bonn.

El trabajo de ambos ha sido presentado en festivales y escenarios tales como: Teatro Municipal do Porto – Rivoli . Campo Alegre, Festival Internacional de Danza Contemporánea de la Ciudad de México, 25ª Quinzena de Dança de Almada – International Dance Festival, Entrelaçados – Festival de Dança Contemporânea, RollOut Dance Film Festival, Dance Bridges Festival, Movimiento en Movimiento – 6º Festival Internacional de Danza para la Pantalla, the performance bar, It’s Liquid Art Show, etc.

Sobre la Pieza

Es la representación del cuerpo a través de la cara blanca. ¿Qué representa? Es la tesitura de la belleza, de lo sublime, de lo espiritual; sin embargo, también es una máscara: no existe una cara blanca casi perfecta de porcelana. Al no existir, el cuerpo permanece como un símbolo, la celebración misma, en el misterio de querer saber, ¿quién es?  Pequeñas pausas con respiraciones palpitantes fugaces en ese cuerpo de deseo contemplativo en el que podemos poner cualquier nombre. El poder inimaginable que se genera detrás de esa máscara y sólo unos pocos ojos entrecerrados pueden levantarse para observar, a la espera de un sólo movimiento.   

–¿Qué significa ser transformado en una identidad diferente?–.  Es la ocultación de los instintos básicos y ahí radica su belleza, tan difícil como pueda ser creerlo, porque es el cuerpo  que está bañado en belleza el que incita al pensamiento propuesto, a la posibilidad de… líneas corporales vienen y entran en él, en esa alfombra azul clara y oscura que apoya la verticalidad de su ser. Es la perfección sublime de lo intocable, del sueño inalcanzable que se desvanece más detrás de la tesitura blanca de la ocultación.

Video

Video

Galería de Imágenes

X
X