Lxs corpoescribientes de este espacio ofrecen estas tramas a “Noviembre”, de Roser López, atravesando cinco motivos: 3 – 2 – 3; tejido; límite; juego; singular-plural.

Oda a los niños escondidos en las hojas.
                                                  (Felipe Salazar)
/ 3 2 3 \ Noviembre.
Toca la pared de gas.
De la neblina salen 6 manos y 30 ortejos de pendejos.
Ejecutan lo que nunca muere.
Señorito / juego \ siempre párvulo de los errores.
Llevamos por las bandadas del abrazo alzado. Cartel que trasiega con las aventuras.
/ Pluralizan \ en sus coyunturas todas las hojas cayendo.
/ El límite \ de la luz no es su velocidad vacía de masa en el vacío.
Son las madres que con su llamado anuncian la pijama. Y la tarea mal hecha entre bostezos.
/ Tejido \ Si logra crecer la niña así su patria nazca será una eurodiputada que por pasatiempo tenga las ganas de armar tela marinera. Llegó el crepúsculo: game over.
Niños en su soledad de volver a casa sin tristeza
sucederá la hermosa / singularidad \  del mundo :
soñarán entre su insomnio que juegan como en la vigilia.

Tema con cinco motivos y un breve epílogo narrado
                                                                              (Paulette Guardia)

Dos tres dos
Dos es compañía pero tres es fiesta. Tres complementa; imparcial del dos. Consenso.

Tejido
Ingeniería corporal que diseña el juego de los tejidos de energía y materia.

Límite
Solo la mirada y el tiempo establecen los altos a la dinámica; si el día solo fuera día…

Juego
Seres humanos altamente sociables que tienen la necesidad de canalizar energía creativa construyendo, mirando, riendo, respirando…

Singular plural
Colaboración en plural para matar la singularidad.

Danza ingenua, refrescante y desafiante. Risas y respiraciones naturalmente
buscadas a través del movimiento.   Recuerdos con cierta nostalgia por la infancia y por noviembre,
que es un casi inicio y un casi fin. Es el tiempo.

….

3-2-3 / nudo / trama

                                                                              (Álex Mariscal)

Un cubo negro es una caja que puede ser blanca.
Dentro de una caja negra todos los cuerpos se anudan.
Ningún nudo ata eternamente un cuerpo con otro cuerpo.
Tres cuerpos podrían entretejerse infinitamente,
pero  no entrelazarse eternamente.
La algarabía de los cachorros es suspendida por el depredador del tiempo.
El retozo es el germen que fermenta en ti las levaduras de todos los juegos.

 Cuando de tres…
 (Mariela Aragón)                   

– Cuando de tres sale un par el trío ya no vuelve a ser lo mismo
– Para la red se necesitan manos como nudos y cuerpos como sogas. Pruebe la extensión y resistencia halando por brazos y piernas. Recójala introduciendo los extremos por todos los espacios vacíos hasta que quede bien compacta. Dependiendo del uso, las cabezas sirven de puntos de apoyo o de boyas.
– Ella no tiene límite. Siempre pide más, siempre da más. Porque puede.
– La cosa es así: tú me das la cabeza y todo lo que contiene y yo la paseo por nuevos territorios. Se vale lanzar. ¿Vale?
– Unx sin lxs otrxs no hace nosotrxs, Pero es indispensable ser unx para poder ser nosotrxs

si una cortina de humo es eso precisamente, una cortina de humo
si el juego no es un juego sino una batalla
si ellas son todas nosotras y él es Él, aquello que intenta dominarnos, explicarnos, controlarnos, cuidarnos
si dos cabezas que se topan son dos mundos que chocan tratando de imponerse el uno al otro
si ellas crean un mundo único donde no hay cabida para más
si él no renuncia al gen invasor y trata de conquistar territorios que le están vedados
si él divide y conquista
si ella, ella sola, no funciona
si necesita de las otras
si él no es todo lo que parece ser
si el cuerpo tiene mayor vocabulario emotivo que la palabra
si hay soledades que solo se pueden llorar bailando
si ella con él es sólo costumbre, un peor es nada
si tres es una opción viable
si tres es multitud
si ella fuerte es lo que él quiere pero abandona porque le teme
si después de todo no hay inocencia en el juego
si todo es más peligroso de lo que parece
si la nube de todo lo vivido hasta ahora nubla la vista y el juicio
si ella olvidó ser ella por cargarla todo el tiempo
si ella se asusta de su fuerza al verse sola y esperando
si al pararse sobre su sexo pone el dedo en la llaga
si la costumbre de la risa nos roba el sentido de alerta
si el rojo es solo un color